Cómo preparar un departamento para alquileres temporarios

Los turistas que visitan la ciudad de Buenos Aires tienen una gran variedad de opciones en alojamiento. Desde los hoteles tradicionales de diferentes categorías hasta los hostales y habitaciones en casas de familia, tienen para elegir entre más o menos comodidades, un amplio rango de precios y el agregado de compartir su estadía con una familia de porteños.

Por otro lado, durante los últimos veinte años, el mercado inmobiliario agregó una nueva posibilidad dentro de las que el alojamiento turístico en Buenos Aires ya tenía: el alquiler temporario de departamentos. Esta tendencia que llegó a nuestra ciudad capital los últimos años ya era muy popular en el resto del mundo.

Los propietarios que deciden hoy alquilar sus departamentos a turistas tienen una variedad de posibilidades para ofrecerlos que van desde publicarlos en un sitio web inmobiliario (especialmente aquellos dedicados a alquileres temporarios) en donde los dueños suben las fotos de las unidades, la descripción del lugar y las condiciones de alquiler, o también pueden contratar una inmobiliaria para que colabore con ellos en la búsqueda de turistas que estén interesados en su departamento.

Cómo preparar el departamento

  • En primer lugar hay que decidir cuáles serán los muebles que se dejarán en el departamento para que utilicen los inquilinos temporarios. Generalmente, se dejan muebles básicos como mesas, sillones, sillas, armarios, etc., para que tengan una estadía confortable. ¿Qué hacer con los muebles que realmente no son necesarios para un alquiler o son demasiados valiosos? No es necesario deshacerse de ellos si no se quiere. Se puede contratar el servicio de un depósito en Belgrano o en otros barrios de la ciudad, en donde se guardan los muebles por el tiempo que se desee. Estos lugares brindan la posibilidad de elegir cómo guardarlos (boxes privados de diferentes tamaños), seguridad las 24 horas y acceso ilimitado.
  • No hay dudas que un departamento recién pintado tiene una atracción especial. La pintura representa limpieza y prolijidad.
  • La cocina debe estar equipada con todo lo necesario para que el inquilino extranjero pueda cocinar de forma variada. Esto significa que no solo debe haber cubiertos, vasos, tazas, ollas y platos, sino también fuentes, y pequeños artefactos eléctricos de uso frecuente en la cocina como tostadoras, licuadoras y jugueras, entre otros, si es posible.
  • Revisión general. Es importante realizar una revisión general del departamento antes de ponerlo en alquiler y verificar que todo funcione (sistemas de calefacción, canillas, duchas, etc.).
  • Tener en cuenta que en algunas oportunidades los inquilinos solicitan utensilios adicionales o que se retire un mueble. Por eso hay que estar listo para brindarles lo que necesiten y tener un guardamuebles en zona norte o en diferentes zonas de la ciudad o el Gran Buenos Aires que sea de confianza, para retirar un mueble con rapidez y guardarlo en caso de ser necesario.

Sin dudas preparar un departamento para un alquiler temporario lleva una inversión de tiempo y dinero, pero generalmente se recupera muy pronto una vez que se logra tener al primer inquilino.